Consejos básicos para correr en invierno y no fallar en el intento

Muchos de nosotros practicamos deporte regularmente, como por ejemplo salir a correr. Claro, nos gusta aprovechar el aire libre y más aún si estamos en primavera o verano, cuando el clima es más agradable.  Ahora bien, ¿Qué pasa en inverno? Usamos el frio como excusa para no salir a correr. ¡Que el frio no te detenga! En este artículo te pasamos unos consejos útiles para que puedas seguir corriendo, y no fallar en el intento. 
 
Calentamiento

Antes de salir a correr es muy importante que calientes el cuerpo. Podés realizar diferentes tipos de ejercicios, y lo recomendable es que lo hagas en un espacio cerrado y con una temperatura agradable (no caluroso) para favorecer a que el cuerpo entre en calor, antes de salir al exterior. 
 
Vestirse por capas

En otros artículos de nuestro blog te explicamos cómo vestirte para el frío. Lo ideal es respetar la misma regla: una primera capa térmica y de secado rápido, una intermedia de polar (en caso de que haga mucho frio) y una tercera y última capa impermeable. 

Arrancar con viento en contra

Al tener mayor energía cuando comenzamos con la actividad física, lo ideal es comenzar nuestro entrenamiento con el viento en contra. Una vez que estemos finalizando con la actividad, lo conveniente es correr con viento a favor a nuestras espaldas. 
 
Hidratación

El aire frio reseca la garganta y además acelera la deshidratación, es por eso que se recomienda antes, durante y luego del ejercicio consumir agua. 
 
Ahora ya sabés, el frio no puede detenerte y podés seguir con tu entrenamiento, manteniendo el ritmo y mejorando el rendimiento. 
 
Fuente: Montagne Blog