Beneficios de las prendas de pluma

Si tenemos que hablar de prendas abrigadas, lo primero que se nos viene a la mente es… ¡Pluma! Y así es. Aunque los avances tecnológicos nos traen tecnologías que nos ayudan a combatir muy bien el frio, la pluma es la gran ganadora en esta noble tarea. 
 
Si comparamos los rellenos sintéticos con la pluma, veremos que esta última es mucho más liviana, abrigada y la prenda  se puede comprimir mucho mas. Las nuevas tecnologías aplicadas para el tratamiento de la pluma, permite que los abrigos cuando están mojados puedan secarse más rápido evitando la humedad, principal enemigo de este tipo de materiales. Si bien la prendas de pluma suelen ser un poco más caras,  compensamos esto con el siguiente dato: ¡Pueden durar hasta 25 años!. 
 
La calidad del relleno de un producto de pluma se denomina fill power o volumen de aislamiento, y se mide en pulgadas cúbicas (cubic inches o cuin). Para determinar el fill power se introduce una onza de pluma en un cilindro graduado en el que se mide el volumen en pulgadas cúbicas que ocupa la pluma al expandirse. Debemos tener en cuenta una gran diferencia: pluma y plumón. Este último se encuentra entre el pecho o el vientre del ave y su principal característica es la suavidad y esponjosidad, lo que le brinda una capacidad de aislación sorprendente.  Por otro lado, la pluma corresponde a la parte más superficial del pelaje del animal, por lo cual su capacidad de aislación es mucho menor. Como podrás haber notado, si buscás una prenda que te aisle al máximo del frio y te brinde la mejor compresión, un abrigo de pluma es una de las mejores opciones. 
 
¡Que el frío no nos pare! 
 
Fuente: lacumbreonline.com